FANDOM


Esperia1

Hay un viejo dicho que dice: “La imitación es el halago más sincero”. Esperia hace honor a ese dicho. La compañía produce recreaciones completamente funcionales de naves históricas o alienígenas y de forma más reciente, naves alienígenas históricas. La habilidad de Esperia a la hora de aunar lujo y funciones modernas con diseños de naves clásicas perdidas en el tiempo es totalmente única en el mercado aeroespacial.


Curiosamente, la fundación de Esperia en el año 2873 tuvo más razones históricas que comerciales. La compañía terminó convirtiéndose en uno de los principales competidores en la industria aeroespacial por una combinación de un poco de suerte, mucha controversia y la incansable dirección de sus dos fundadores: Jovi y Theo Ingstrom. La verdadera historia de Esperia reside en la de estos hermanos que se odiaron, amaron y presionaron uno a otro para hacer lo que nadie se había atrevido a hacer.


Rivalidad entre hermanosEditar

Los hermanos Ingstrom nacieron y se criaron en Quasi, Terra. Sus padres dirigían y eran propietarios de un enorme hotel de lujo que atendia a los turistas que visitaban la pintoresca ciudad en las faldas de la montaña. De pequeño, Jovi, el mayor de los hermanos, pasaba horas explorando las extrañas ruinas alienígenas que hay en las afueras de Quasi y que le tenían totalmente fascinado, mientras, su hermano Theo pasaba el tiempo en el hangar del hotel. Allí miraba embelesado las caras y exclusivas naves que iban y venían con los clientes.


Según el personal del hotel de aquel entonces, aunque Jovi y Theo por separado era un encanto, cuando se juntaban, se convertían en una pesadilla. Los hermanos se enfrentaban constantemente y se retaban uno a otro a cometer temeridades. Edwin Kelce, autor de “Resucitando Iconos” (la biografia definitiva sobre los hermanos), sugiere que el incidente más importante ocurrió cuando eran adolescentes, en el año 2866. Jovi retó a Theo a permanecer sobre la barandilla de uno de los miradores del tercer piso del hotel. Una vez que su hermano se hubo encaramado a la barandilla, Jovi la zarandeó. De alguna forma, Theo sobrevivió a la caída sufriendo tan solo la rotura de un brazo.


A pesar de este carácter travieso y alborotador, el padre de Jovi vió en él un fuerte instinto empresarial y quiso que aprendiese a dirigir el negocio familiar. Jovi se negó y en su lugar partió hacia la universidad de Jalan para iniciar los estudios de Xenoarqueología. El año siguiente, Theo comenzó la carrera de ingeniería aeroespacial en la universidad de Rhetor. Theo se reveló como un alumno motivado y con talento, Jovi, en cambio, fue expulsado en su segundo año.


Tras esta expulsión, Jovi trabajo unos meses en el hotel familiar. Rápidamente se cansó del constante escrutinio por parte de sus padres y quiso volver a sus estudios. Sus padres estuvieron de acuerdo en apoyarle económicamente con la condición de que fuese a la universidad de Rethor con su hermano. Supuestamente, sus padres, ambos alumnos graduados de esta universidad, jugaron la carta de (*1)usar su influencia como buenos exalumnos e hicieron una considerable donación para asegurarse de que la solicitud fuese aceptada.


Jovi se mudó con Theo el siguiente semestre. El arreglo enfadó a ambos hermanos. Theo sintió que sus padres lo habían cargado con la responsabilidad añadida de mantener a su hermano en el buen camino mientras Jovi se sintió ofendido al pensar que su hermano lo miraba por encima del hombro. Entonces, en el 2872, lo dos hicieron una escapada a la feria intergaláctica aerosespacial (IAE) que no solo cambió su relación, si no también su futuro.

Arqueología DigitalEditar

Blueprint

Ejemplo de página de planos originales. (Blueprints)

Durante años Theo trató de hacerse con una nave modelo Gailforce, conocida entre los entusiastas de la ingeniería por ser un modelo que nunca llegó a salir al mercado debido a que su sobrecoste llevó a su fabricante a la quiebra. Mientras visitaban los stands de la exposición, Theo encontró la estructura rota de un Gailforce a la venta. A pesar de sus esfuerzos, no pudo rebajar el exorbitante precio que el coleccionista privado pedía por ella. Theo se pasó el resto del día dándole vueltas a este tema hasta que Jovi decidió tomar cartas en el asunto. Antes de que cualquiera pueda atribuir el gesto de Jovi a un acto altruista cabe decir que “Resucitando iconos” afirma que la motivación real de Jovi fue: “hacer que Theo se callara”. Esa misma tarde siguió al coleccionista hasta el bar del hotel y tras una noche de copas, estuvo en disposición de regatear y bajar el precio. No solo eso, también se las ingenió para conseguir una copia de los (*2)planos originales de la nave.


Theo usó estos planos para reparar la nave pero tuvo problemas cuando una parte corrupta de los datos dejo un número de páginas no legíbles. Jovi investigó sobre donde podría encontrar copias de las páginas corruptas y se sorprendió al descubrir que a menudo los planos de la naves erán más difíciles de conseguir que las naves en sí. El hecho de que los planos originales de la Gailforce se hubieran desvanecido tras solo unas pocas décadas dejó a Jovi estupefacto.


Tras ver a Theo restaurar y reparar la Gailforce, entendió que los planos de las naves eran una parte esencial de la historia aeronáutica y se extrañó de que nadie hubiese pensado en recopilar un archivo con este tipo de documentos. Jovi vió la oportunidad de combinar su talento natural para los negocios con su pasión por la historia.


En el año 2873, Jovi dejó la escuela, liquidó su reserva de fondos y fundo Esperia con la ayuda de Theo. La compañía fue nombrada en honor a un pequeño fabricante de naves conocido en los círculos de coleccionistas que fue trágicamente aniquilado cuando el sistema Orión cayó en manos de los Vanduul. El objetivo inicial de Esperia era recoger y preservar los planos de las naves para que no se siguiesen perdiendo en las arenas del tiempo.


Jovi y Theo comenzaron a comprar todos los planos que podían. Después comenzaron a cobrar por el acceso a estos datos con los que los coleccionistas podían restaurar sus apreciadas naves a sus especificaciones originales. Jovi recorrió el universo pagando una buena suma por cada plano que era capaz de encontrar. No pasó mucho tiempo hasta que Esperia hubo acumulado una impresionante base de datos y se hiciera conocida entre los coleccionistas como un recurso al que podían recurrir.


A pesar del éxito, el modelo de negocio de subscripción no resultó ser lucrativo y Esperia tenía que esforzarse por conseguir beneficios. Después de que Theo se graduara en la universidad, comenzó a comprar, restaurar y revender naves antiguas con la ayuda de sus planos. Jovi hizo un gran hincapié en publicitar estas restauraciones como el reflejo de lo que era posible con la ayuda del servicio de datos que ofrecían. No pasó mucho tiempo hasta que la reputación de buen restaurador de Theo comenzase a suscitar más interés que los planos en los que se apoyaba. Una mañana, Victor Hurston los esperó a la salida de su pequeña oficina en Kutaram, Terra. Lo que les propuso cambió para siempre el curso de la compañía.

El juego de la imitaciónEditar

Glaive1

Glaive replicada por Esperia

Victor Hurston era conocido por ser un playboy con debilidad por las naves exóticas, aún así, los hermanos Ingstrom nunca hubieran imaginado lo que estaba a punto de proponerles. Victor se había hecho con una Vanduul Glaive y quiso saber si Esperia sería capaz de ponerla en funcionamiento. Aunque carecían de los planos y de cualquier conocimiento sobre lenguaje Vanduul, el equipo de Esperia de alguna manera lo consiguió. Unos meses después, Victor Hurston desveló la Glaive ante una impactada audiencia en la IAE de 2877 y la multitud enloqueció cuando subió hasta la cabina y despegó. Más tarde, Victor agradeció personalmente a Esperia el arduo trabajo realizado para poner la nave a punto.


De la noche a la mañana, el nombre de Esperia se difundió por toda la galaxia.Muchos se maravillaban de como una pequeña empresa de restauraciones había podido dominar la tecnología Vanduul, mientras otros maldecían su nombre por convertir el arma de guerra de su enemigo en el juguete de un niño rico. Theo se evadió de la controversia. Jovi la recibió con los brazos abiertos y la usó para engrandecer la imagen de la empresa y comenzar a construir una marca.


En ese momento la armada de la UEE comenzó a llamar a la puerta de Esperia. Los ingenieros del gobierno nunca habían sido capaces de hacer funcionar correctamente ninguna nave Vanduul capturada, desde luego, no al nivel demostrado por la de Victor Hurston, de modo que contrataron a Esperia como asesores. Después de que Theo y su equipo probasen su valía, el gobierno recompensó a Esperia con un proyecto aún más ambicioso: Contruir réplicas de las naves Vanduul para ser usadas en los ejercicios de entrenamiento de la armada. Esperia necesitaba ampliar rápidamente su capacidad de trabajo para satisfacer las demandas del contrato gubernamental. Jovi trabajó de forma incansable para cumplir con ese objetivo y obtuvo su recompensa. Esperia ha estado en nómina del gobierno desde entonces.


Después de esta operación de expansión de la empresa, Esperia estaba en posesión de las instalaciones necesarias para producir réplicas de calidad también para el sector privado. Poco después, varios modelos de nave que habían estado a punto de desaparecer volaban a través del imperio en forma reproducciones de Esperia. Los clientes más adinerados acudían en masa para tener la oportunidad de volar esas naves de coleccionista de edición limitada.


Recientemente, la relación especial de Esperia con el gobierno les ha permitido acceder al sistema Kabal para catalogar y analizar las ancestrales naves Tevarin allí encontradas. Desde entonces han puesto a disposición del mercado la Prowler, la famosa nave de abordaje Tevarin, la cual ha sido minuciosamente construida para recrear el espíritu original de la nave a la vez que incluye los últimos avances y comodidades. La Prowler se une así a las réplicas Vanduul Glaive y Vanduul Blade que la compañía vende al público como parte de un nuevo plan de negocios impulsado por la actual CEO Charlotte Hussion.


Esperia ha recorrido un largo camino desde que Jovi y Theo la iniciasen como un archivo para planos de naves a punto de desaparecer, aun así, a día de hoy la dedicación de la compañía por preservar el pasado sigue viva y continua para extender su influencia al futuro. Cada año, ocho estudiantes de la universidad de Rhetor reciben la beca Ingstrom por su trabajo en el campo de la xenoarqueología.



  • 1 - "Legacy candidate" en el artículo original . Esta es una figura (controvertida) que solo se da oficialmente en la enseñanza de los Estados Unidos y que consiste en aceptar a un candidato en un centro educativo (sobretodo en ambientes de élite) por quienes sean sus padres.
  • 2 - "Blueprint" en el artículo original.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.